Después del guatón metalero la gente del Da Vinci quedó un poco golpeada, así que decidieron retomar las grabaciones en pelotita los dos, solos. Como siempre.