port

Por Zupit0 

Esto no es una columna, es un descargo, porque, ¿saben qué? Estoy hasta la coyoma de los simios con opinión. Estoy hasta la mierda misma de gente que en su raja vida ha tomado un libro y se siente con derecho de opinar de lo humano y lo divino, como si tuviera la verdad absoluta.
Ciertamente, todos somos libres de tener una opinión pero, déjenme decirles, guatones sebosos, tener una opinión no te da la razón. Pero, lo que me parece peor, es el nivel de desinformación del perhuetanaje. Yo no soy un superdotado ni nada semejante, soy un perkin común y corriente pero, pero doy el trabajo de informarme antes de despotricar como una bestia, frente al tema de moda. Y es una huevada contagiosa, parece una enfermedad. De hecho, creo que es una enfermedad y la bautizaré, para efectos prácticos “Opinionitis”.