Hay pocas cosas en la vida que me violentan. Se me ocurren al vuelo las increíbles censuras de ese grupo pechoño recalcitrante que es el CNTV que no sé por qué en estos tiempos todavía rige lo que somos capaces de analizar, criticar e internalizar por la tele, las religiones estúpidas y poderosas que hacen valer sus creencias dementes por sobre los derechos de todos, los políticos cuando se pasan pal pico más que de costumbre, esos esquizofrénicos de los veganos y el twitter que hicieron unas pendejas endemoniadas estudiantes de odontología que lo único que saben es echar mierda sobre el lodo de la imagen que la carrera misma tiene encima per se. Evita exponerte a la vergüenza ajena leyendo cualquier cosa menos lo escrito a continuación