Chuchumecors Institute presenta: A clases con Bruffinelli

brufi2

Para todos es sabido, porque ardieron las redes sociales cuando se supo (siempre arden por cualquier hueá las redes sociales), que en los establecimientos de calidad y sin lucro de Chile, las clases las imparten los mejores docentes de la galáctea: Copano, Gabors y nuestra última adquisición en el rubro de todo lo que la internet 2.0 y las redes sociales implica.  Les presentamos esta columna traída a ustedes gracias a uno de los niños vietnamitas de LP que, por querer ser alguien en la vida, terminó matriculándose a una universidad privada – el puntaje no le dió pa más, mala cuea la de él- y se tuvo que inmolar asistiendo a clases de este tipo de personajes que le venden humo a los directivos de las universidaders y PAH, dosmilloneh de sueldo por hablar de internet.

Por Junior, Niño vietnamita lector de Loserpower.

Es difícil ser estudiante de la UDLA: nos miran en menos por ser universidad privada y el rótulo de “no acreditada” no ayuda mucho tampoco. Podrán imaginar entonces que lo menos que esperamos es que se reivindiquen con los profesores que escogen para nuestras clases.

(Sí, claro…)

Cuando supimos que ella iba a ser nuestra profesora, mi frase fue “puta la hueá”, ya que por redes sociales hemos tenido varios conflictos. Pero algunos compañeros le dieron el beneficio de la duda y dijeron que “primero debemos conocerla antes de emitir un juicio”.

Llegó marzo y con ello la primera clase de plataformas digitales (que fue la primera del año). Y ahí estaba ella: una mujer de 1.60, con trenzas, sin poto, guata y harta teta fue la primera impresión. Pero como venía a hacer clases y no a mostrar las tetas (supongo), esperamos a ver qué pasaba.  Y como teníamos la mala experiencia de las clases con Nicole Forttes, muchos entramos con aprensiones.

Como nuestra “profe” es una pseudo famosilla, varios sabíamos perfectamente quién era y que hacía, pero acordamos “hacernos los hueones”. Y vino su presentación:

“Hola, soy Bernardita Ruffinelli, soy periodista de la universidad bla bla bla. ¿Alguno de ustedes me conoce?”

La frase iba llena de ego para que alguno le tirara flores, pero como juramos no referirnos a que sabíamos de ella, nos quedamos callados y muchos respondimos “no, no tenemos idea”. El ego casi se le cayó de manera estrepitosa al suelo.

Superado el hecho de que podía existir gente que no la conociera, nos preguntó a cada uno qué queríamos hacer y qué experiencia teníamos con las redes sociales. A pesar de que yo he discutido con ella en Facebook y Twitter, preferí pasar por alto esa pregunta.

brufi1

Nos pregunta “¿Ustedes leen?” (casi una obviedad para un estudiante de periodismo) y se produce uno de los tantos silencios incómodos en esta clase, con lo cual empiezan a aparecer sus frases para el bronce como “Me hacen Bullying por mis columnas en LUN”.

En eso llega un compañero que sí dice que la conoce y le tira la pérgola completa para quedar bien con ella. Cagó todo el chiste y volvió su ego a las nubes. En ese instante dice “¿Si hablan de hombres con barbas, en quién piensan?” y nos cuenta que ella en redes sociales es asociada a hombres con barba (valga decir que, en la siguiente clase, los que tenían barba llegaron afeitados).  Luego habla de “hay que hacer un blog para ganar plata” y de los temas que se deben hablar. También nos cuenta sobre ella y de su adicción a los completos, golpeándose la guata. El respeto se perdió mucho antes, pero si existía un poco de atractivo en su persona, justo en ese minuto se terminó por completo. Literalmente.

No para de pelar a los publicistas chilenos ya que, en otro flanco de su historia, le gusta generar polémicas. En ese minuto, sus gritos me tenían chato a mí y a gran parte de mis compañeros.  Además comienza a hablar de las faranduleras y de cosas que a nadie le interesa, pero que ella jura que son chistosas.

Su segunda clase coincidió con que el fin de semana era el Día de la Tierra y andaba con una pollera sobre ella. Esperó que alguien hablara de eso y un compañero sacó el tema por otro tema. Se puso feliz y contó que apoya la causa y que las fotos que usan son de ella. Ego al máximo. Luego nos dice “Los invito a visitar todos los días Jaidefinichon y Porlaputa” (Nota del Editor: Cuando Bruffinelli lea esto, de seguro también los invitará a que nos lean ^_^).

Nos emite su frase del día (es notable su poder para siempre tener una): “Yo fui elegida con un premio de talento joven a los 33 años” y, para continuar con la clase, por tercera vez en la universidad debemos hacer un fanpage de algo. Claro que cuando enseñaba a postear en las páginas de facebook, le vino un attackazo artístico: “Voy a hacer otro post en mi perfil de facebook para que la gente crea que realmente estoy loca”. Escribe “BBBQQQPÑAÑKDSNkNA”  y se ríe de eso. Ni siquiera es un chiste bueno.

En la siguiente clase dijo que le escribió a @jack para reclamarle por el fin de los hashtags y no le ha respondido y nos dejó la siguiente imagen mental para el Mundial: “Vamos a estar en colaless en Brasil”. Además anuncia que nos enseñará a hacer memes. Esa clase fue horrible, ya que habían dos compañeros que le celebraban todo, pero ya llegaremos a ello.

Mostrando los tremendos ojos

Cuarta clase. Además de señalarnos ese día que “deben crear una cuenta de Gmail” (gmail… really?), el interés que provocaba era tal que la asistencia bajó de manera sustancial. A pesar de ello llegaron alumnos nuevos y ella nos dice “soy su relleno favorito”, en referencia a que tomaron clase electiva con ella y no con otro. Okay.

Ese día apareció el GC falso de Curco Vein. A pesar que nuestra experta profesora y algunos de la clase juraron que era verdad, se notaba lo falso al ver la imagen (igual se lo creyeron hasta que salió el desmentido). Justo en ese minuto explica qué es Twitter y nos ilumina con las siguientes frases:

“Mi cuenta tiene 46k, que es poco comparado a los dance o los julians, pero mi nivel de influencia es mayor a ellos”. 

“En la juguera del algoritmo soy más influyente”.

Y por supuesto, un compañero chupapi le tira flores.

Otro compañero no entró a clases aquel día. Después comentó: “La hueona grita más que la chucha, se escucha su clase del tercer piso de la U. Los hueones pasaban por el lado mirando extrañados y diciendo que estaba loca”.

Dos semanas pasaron (ya que una estuvo enferma y otra no hizo clases, por la fecha de la muerte de G A B O) y llegó la ¿esperada? Clase sobre memes. Pero con lo que dijo en twitter y el hazmerreir que causó con ello, muchos compañeros nos sentíamos incómodos al respecto.

clase memes

Ese día nos habla de formas de conseguir ser visto en redes sociales y de lo que es el “sex appeal visual” (¿?). Además menciona un viaje a China e India, que fue más como “yo fui a esos lugares y ustedes no”, lo que generó anticuerpos en el curso (de hecho, lo comentamos en el intermedio). Pero no pesqué mucho esa parte de la clase, porque esperaba la parte sobre los memes.

Como sé que probablemente dirán que uno habla desde la ignorancia o la envidia, me tomé la libertad de grabar una parte de aquella clase, para que saquen sus propias conclusiones. Que lo disfruten (?)

________________________________________

Recuerda que también puedes enviar tu meme post



A ESTA HUEÁ LE DOY:
1 JUMBITO2 JUMBITOS3 JUMBITOS4 JUMBITOS5 JUMBITOS
(46 votos / 4,87/5)
Cargando…